SISTEMA DE INYECCIÓN EN CÁMARAS

El aislamiento térmico de fachadas con inyección de cámaras es una de las técnicas utilizadas en la rehabilitación térmica de fachadas.

El sistema de inyección en cámaras es una de las técnicas utilizadas en la rehabilitación térmica de fachadas compuestas por una doble hoja con una cámara de aire accesible desde el interior o desde el exterior en la cual se inyecta el aislante térmico.

Para que el aislamiento se ejecute correctamente y sea eficaz es necesario que se cumplan  determinados requisitos:

  1. La cara exterior de la fachada debe estar en perfectas condiciones por lo que habrá que realizar un inspección exhaustiva para descartar la existencia de grietas o fisuras y en caso de que existan habrá que realizar las labores de rehabilitación pertinentes para la eliminación de las grietas y fisuras de la fachada.
  2. La cámara de aire debe ser continua y al menos de 5 cm de espesor. Se debe inspeccionar la cámara para detectar posibles elementos que la obstruyan y que evitaran un relleno de la cámara completo y la existencia de cableado que deberá ser sustituido por un  nuevo cableado interior.
  3. Tener en cuenta los puentes térmicos de la fachada, tanto los que se producen en el contorno de los huecos, como los que se producen en los encuentros entre fachada con la cubierta  y con el frente del forjado.

La espuma de poliuretano es el material aislante por excelencia usado en la rehabilitación de fachadas con el sistema de inyección en cámaras.

El sistema de aislamiento con inyección en cámaras es recomendable cuando se han descartado otras posibilidades de aislamiento de la fachada por el exterior y no se quiere perder espacio en el interior de las viviendas. 

El aislamiento de fachadas por inyección en cámaras además de dotar de una capa de aislamiento a la fachada también aporta rigidez.