ESPUMA DE POLIURETANO

Las propiedades del poliuretano proyectado e inyectado hacen de él una solución eficaz, económica, sostenible y duradera para aislar tanto térmica como acústicamente.

POLIURETANO PROYECTADO

¿QUÉ ES?

El poliuretano proyectado es un sistema de aislamiento empleado en las edificaciones en cubiertas de todo tipo y en fachadas, además de en techos y suelos. No solo evita fugas de calor, también impermeabiliza y protege de las humedades. 

Es la aplicación in situ por proyección, frente a la otra alternativa existente, la inyección. En el caso que nos ocupa, la espuma rígida de poliuretano se consigue con la pulverización simultánea de sus dos componentes, poliol e isocianato, sobre la superficie del sustrato.

¿CUÁLES SON SUS BENEFICIOS?

La proyección del poliuretano aporta una larga lista de ventajas, como puede ser un eficaz tratamiento de los puentes térmicos. Además, la instalación es rápida, conformando una capa continua y sin juntas que se adapta a cualquier particularidad del soporte. A esto hay que unir que ofrece total estanqueidad al aireadaptabilidad a todo tipo de sustrato y alta adherencia. Todo esto hace del poliuretano proyectado el aislamiento térmico más recomendable del mercado. Pero, además, su efecto sellado es muy positivo para mejorar el aislamiento acústico de las edificaciones. Tanto para proteger de los ruidos exteriores como de los interiores.

¿CUÁLES SON SUS PRINCIPALES APLICACIONES?

Es muy indicado para rehabilitaciones, pero se emplea también en distintas soluciones constructivas en obra nueva.

Su baja conductividad térmica le permite lograr el mayor nivel de aislamiento posible con el espesor mínimo.

Es empleado para proteger de la humedad en fachadas ventiladas. Su versatilidad le permite adaptarse a todas las configuraciones, pudiéndose aplicar tanto desde el exterior como desde el interior.

Resulta también una excelente opción para cubiertas, aportando unos niveles de aislamiento y de impermeabilización excelentes. Cuenta con gran adherencia y ligereza, a la vez que permite la transpiración. Su resistencia a la compresión lo hacen especialmente útil en el aislamiento de cubiertas transitables.

La aplicación de poliuretano proyectado en suelos es otra herramienta eficaz para el aislamiento integral de las edificaciones. Favorece así la reducción del consumo energético, en particular en plantas bajas. Por su parte, en los techos, la proyección se realiza por el interior, siendoclave su contribución a la mejora de la eficiencia energética.

En resumen, las propiedades del poliuretano proyectado hacen de él una solución eficaz, económica, sostenible y duradera para aislar tanto térmica como acústicamente. 

POLIURETANO INYECTADO

¿QUÉ ES?

Es un sistema de aislamiento que consiste en la aplicación in situ por colada de espuma de poliuretano. Para ello, se baten los dos componentes (poliol e isocianato), consiguiendo así una mezcla que se introduce en la cavidad de la superficie a aislar, en este caso, el techo. El poliuretano inyectado se expandirá en su interior, conformando un aislamiento rígido y de gran durabilidad.

Este sistema es muy empleado para conseguir un aislamiento térmico eficaz, dada su baja conductividad térmica. También ayuda a aislar acústicamente, a la vez que amortigua vibraciones provocadas por las ondas de sonido. 

¿CUÁLES SON SUS BENEFICIOS?

Al tener tan baja conductividad térmica, reduce las pérdidas de energía de la envolvente. Permite también eliminar infiltraciones de aire a través de las fachadas, todo ello sin ocupar apenas espacio, por lo que no se ve reducido el espacio habitable. 

El poliuretano inyectado se adapta a cualquier tipo de geometría y particularidades del sustrato, llenando todos los huecos y grietas. Por otro lado, tiene una vida útil de más de 50 años, y su obra provoca muy pocas molestias a las personas usuarias.

Por todas estas razones, el aislamiento térmico con poliuretano inyectado es la mejor opción cuando no es posible actuar desde el exterior. Además, es una excelente solución en la construcción saludable y una herramienta muy útil para la rehabilitación energética.

DIFERENCIAS ENTRE POLIURETANO PROYECTADO E INYECTADO

El poliuretano proyectado se obtiene gracias a la pulverización de los dos componentes (polioles e isocianatos). Eso se consigue usando una herramienta que comprime, pulveriza y proyecta el material sobre alguna superficie que llamaremos sustrato. De hecho, la proyección del poliuretano, en la práctica, no se diferencia mucho de la aplicación de una pintura con un spray.

El poliuretano inyectado, por el contrario, se obtiene de la mezcla de los dos componentes en un depósito, donde se mezclan hasta obtener la consistencia deseada, para después inyectar el material en una cavidad en donde se produce la expansión, generando el efecto aislante.