Corcho proyectado ABT-Cork

El corcho proyectado ABT-CORK es un revestimiento ecológico de base acuosa, cuyo principal componente es el polvo de CORCHO procedente del alcornoque junto a resinas de origen vegetal y pigmentos orgánicos.

ABT-CORK se aplica proyectado sobre múltiples superficies (fachadas, tejados, terrazas, suelos…) aportando la solución definitiva a problemas relacionados con humedades, aislamiento acústico y térmico, estéticos…

La principal ventaja de la aplicación de éste producto es que, siendo un revestimiento, ofrece además importantes propiedades impermeabilizantes y aislantes, además de ser flexible y transpirable.

Humedades por condensación

Aplicamos una piel natural a tu edificio duradera y protectora de los agentes atmosféricos exteriores, acondicionando térmicamente el soporte y aumentando su inercia térmica.

La aplicación de corcho proyectado sobre la envolvente de tu edificio actúa sobre las ganancias generadas por la acción del sol y el frío en el exterior, protegiendo la envolvente de recalentamientos y acumulación de calor en verano y de enfriamientos y humedades en invierno, es decir, aísla térmicamente tu envolvente aportando inercia. Además al ser una aplicación continua reducimos las pérdidas generadas por los puentes térmicos existentes en la envolvente del edificio, mejorando las pérdidas por conducción.

En los interiores al acondicionar la temperatura superficial reducimos las corrientes de aire de convección generadas por superficies muy calientes o frías, que se suelen generar en los cerramientos mal acondicionados.

El Corcho ABT-CORK aplicado en la envolvente de tu edificio protege al mismo de temperaturas extremas en invierno, además como es aplicado de una manera continua reduce la existencia de puentes térmicos. La protección a la que es sometida la envolvente del edificio por su exterior reduce la aparición de superficies frías en la cara interior de la envolvente.

Impermeabilizaciones

El Corcho Proyectado ABT-CORK es un revestimiento 100% impermeable y a la vez transpirable. Una correcta aplicación del producto realizada por un aplicador homologado garantiza un revestimiento que impermeabiliza el soporte sobre el que se aplica.

Sólo hay que pensar en el tapón de una botella de vino, que se comporta como un elemento impermeable al no dejar salir el vino pero que a la vez le permite la oxigenación del mismo debido a su transpirabilidad.

Además de la reducción de costes, la eliminación de obras complejas y la durabilidad de la solución, el Corcho Proyectado aplicado sobre la cubierta de tu edificio funcionará como una piel continua que lo protegerá en condiciones extremas de verano (evitando el sobrecalentamiento) y de invierno (reduciendo superficies frías y condensaciones).